Rotundo fracaso de la estrategia sanitaria para enfrentar el coronavirus

0
153

Con profundo pesar hemos sido informados de la muerte de más de 9000 chilenos y chilenas a causa del coronavirus, convirtiendo esta cifra en la lamentable demostración del fracaso absoluto de la política sanitaria que adoptó este gobierno para enfrentar la pandemia del coronavirus. Si bien hoy no es el tiempo de recriminaciones, la historia y probablemente la justicia se encargará de eso más adelante, si es el momento de hacer un llamado urgente y vehemente al gobierno de Piñera a que abandone de inmediato el camino incorrecto que eligió cuando decidió poner primero el cuidado de la economía y el funcionamiento del mercado por sobre la salud de las personas.

Esta primera decisión marcó el devenir de la población chilena y es aún el axioma que norma todas las decisiones del gobierno, por lo que la salud de la comunidad sigue estando en grave riesgo. Pese a que la autoridad ha negado que la economía es su interés máximo, conviene recordar que la primera respuesta que esta tuvo ante la pandemia fue fijar el valor del examen, para después negarse de manera obtusa e irresponsable a utilizar las cuarentenas completas, que son la única medida efectiva contra el coronavirus con demostración comprobada de buenos resultados, con la excusa, precisamente, de impedir los impactos negativos de estas en los mercados y negocios.

Sobre lo anterior cabe destacar que el gobierno tuvo, por el aislamiento geográfico chileno, bastante tiempo para observar como se enfrentó la pandemia en otros países por lo que tenía más que claro que al no adoptar las cuarentenas estaba arriesgando a la población. Sin embargo esto, y en línea con sus aliados de derecha como Brasil, Reino Unido, EE.UU y Perú, entre otros, decidió poner los negocios por sobre la vida de las personas con las consecuencias fatales que ya conocemos.

Además, la autoridad consiente de esta realidad puso todo su capital en manipular los datos y generar un manejo comunicacional para culpar a otros de sus propios errores, haciendo falsos llamados a la unidad con oídos sordos, buscando ganar tiempo con declaraciones pomposas como las que hablaban de “una meseta” y generar distracciones del tipo “enemigo interno” para pasar el tiempo mientras la crisis se agudizaba. Pese a esto y gracias al rol de la prensa democrática y a la presión social estos distractores no progresaron y Chile ya sabe que este gobierno, tal como paso en el estallido social, ha producido la muerte de compatriotas por su equivocado manejo político.

La realidad actual es que la pandemia está descontrolada en el país con miles de muertos y contagiados, con los servicios de salud colapsados y con un invierno inclemente que se suma a esta grave situación. La triste verdad es que ocupamos los primeros rankings del mundo en contagios y número de fallecidos junto a países que tienen miles de millones de habitantes más que Chile. Pese a todo lo anterior, la autoridad sigue inventando discursos de leves mejorías mientras el presidente se da el lujo de salir a comprar alcohol simulando que la situación esta bajo control. Para empeorar todo esto el fantasma de la “vuelta a la normalidad” sigue presente en los discursos de la autoridad pese a que en otros países se ha visto que esto solo ha producido rebrotes y más fallecimientos.

Ante este gris escenario la reflexión final es solo una: este gobierno tomó como política sanitaria el sacrificio de la salud de los chilenos y chilenas más vulnerables, dado que el coronavirus afecta más a los pobres, adultos mayores y personas hacinadas, en pro de mantener sus negocios y ganancias a toda costa, por ende el pueblo debe tener claro que no se puede contar con esta autoridad y que es su deber llamar al autocuidado y a que la gente implemente las medidas que impiden la propagación del virus. Hoy es el momento de la unidad de todos y todas los que creemos en la salud como un derecho y no un negocio, hoy, más que nunca, solo el pueblo cuida y salvará al pueblo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí