Chile se cae a pedazos pero el gobierno no sabe escuchar

0
42

El Estallido Social y la Pandemia del Covid 19 demostraron que Chile está sostenido por dos listones de utilería que al primer empujón la economía se cae a pedazos para los pobres y clase media cuando los diferentes programas económicos y sociales propuestos por la presidencia no dan el ancho.

Un cúmulo de elementos distratorios como el funeral del tío del presidente Piñera o su ida a comprar vino saltándose protolocos sanitarios, o la discusión grosera de Andrés Allamand con Francisco Eguiguren, o cada dicho ministerial contradictorio que surgen desde las vocerías de gobierno con el ministerio de salud, buscan tapar el alto número de fallecidos y contagiados por el coronavirus por un lado y por el otro adormecer las demandas populares.

Vamos a abordar esta opinión desde otra mirada a la ya enfocada desde el tema de la pandemia, cuando desde La Moneda con  parlamentarios oficialistas y de oposición que han venido firmando acuerdos  asumidos en cuatro paredes, mientras nuestro pueblo padece de la insensibilidad, soberbia  y negligencia de parte de estas que se dicen autoridades.

Pero si nos ponemos a revisar cada uno de los problemas suscitado durante este período del gobierno de Sebastián Piñera, nuestra zona de Aconcagua venía en aumento su cesantía en dos dígitos desde ante el Estallido Social y la propia Pandemia Covid 19, lo que nos debe hacer asumir de una vez  que es el modelo que ha fracasado y hoy tenemos a una población con frío, hambre y cesantía además que debemos agregar los contagfiados y fallecidos por la crisis sanitaria.

Hemos sido testigos de la actuación de un gobierno ineficiente y no muestra voluntad política de derrotar la pandemia, el hambre y la censatía y está imbuído en el exitismo de siempre a pesar de todos los problemas que padece nuestro país ocasionados tanto en lo sanitario y como en lo socioeconómico.

Tenemos que ser precisos en decir que todas sus medidas políticas, sociales y económicas no cubren a todos los sectores de nuestra sociedad que lo necesita y que dicen beneficiar, porque los programas vienen plagados de letra chica cuando  en el registro social de hogares han afectado las postulaciones para acceder al Ingreso Familiar de Emergencia entre otros beneficios anunciados desde la presidencia.

Pero también, debemos recordar lo sucedido con muchos tabajadores que concurrieron a gestionar en largas filas para acceder al Fondo de Cesantía, donde muchos ya no recobrarán sus fuentes laborales por ser desvinculados bajo esta propia pandemia, producto de los efectos de  leyes y decretos  redactados desde La Moneda.

Hoy se busca concretar la iniciativa que prohíbe cortar el suministro de los servicios básicos como lo son el agua, luz, telefonía e internet y congela el pago durante la permanencia de la pandemia, pero se teme que el Presidente Piñera no la promulga y eventualmente podría vetarlo. O sea con otro obstáculo en el camino para perjudicar a nuestro pueblo.

Hay que ser claros en nuestro análisis sobre la realidad que vive el país, porque debemos identificar cuáles son las prioridades que tiene el gobierno de Piñera con el beneplácito de algunos sectores políticos de oposición para lograr leyes que reprimen al Pueblo Mapuche, y a todo quien se manifieste en su contra ante sus desaciertos porque no quieren que se lleven a efecto los cambios que pide la gente.

Cerramos esta opinión al decir que este gobierno ha fracasado por completo con sus estrategias sanitarias y todos sus programas para enfrentarla y ya es demasiado tarde y no sintonizaron con el dolor de las familias que perdieron a sus fallecidos, la vehemencia con que observan las demandas populares hablan de su alejamiento con la gente, donde la historia hará su tarea de juzgarles, pero por ahora vemos a una presidencia y todos sus asesores con la carga histórica que les caracteriza que son el violento desprecio hacia nuestro pueblo y solamente buscan establecer y favorecer   políticas de mercado.

Fuente AM