Tras las nuevas e impactantes cifras de desempleo reportadas el día de ayer por el Instituto Nacional de Estadísticas, vuelve a ponerse sobre la mesa la preocupación por ciertos sectores de la población que se han visto más afectados que otros. Dentro de ellos destacan las mujeres, en donde la tasa de ocupación a nivel nacional disminuyó en un 19,8%, superando a todas luces el promedio país y reflejando un panorama similar en la región de Valparaíso.

Es por esta situación que la consejera regional Nataly Campusano manifestó su preocupación y solicitó al Presidente de la República Sebastián Piñera, y al Intendente Jorge Martínez, implementar en el corto plazo un Programa de Capacitación y Empleo para Mujeres y Jefas de Hogar, iniciativa que permita a las mujeres en situaciones vulnerables de la región obtener recursos económicos directos, así como herramientas para afrontar el complejo panorama en que las sitúa la pandemia por el Covid-19.

El informe, que analiza el último trimestre móvil de marzo a mayo del 2020, destaca entre otras cosas, una desocupación regional del 11,2% y, a pesar de una leve disminución, siguen persistiendo los trabajadores informales, cuya tasa alcanza un 23,5%. Estas cifras reflejan la precariedad en la que muchas personas viven en la región y en el país, especialmente por el aumento de ollas comunes y iniciativas para apoyar la alimentación de personas vulnerables, además de aumentar los índices de pobreza.

Es por esta razón que a través de un oficio, la consejera Campusano le solicitó a las autoridades intervenir con fondos públicos para generar un Programa de Capacitación y Empleo para Mujeres y Jefas de Hogar, con un mínimo de cinco mil cupos para la región de Valparaíso y que pueda otorgar apoyo financiero directo a las beneficiadas, con la entrega de $300.000 a cada participante de forma mensual; así como un plan de capacitación, instrucción y formación en diferentes labores y oficios a mujeres de la región, de manera que se den incentivos monetarios sin descuidar la reactivación económica de la región.

Es frente a esta situación que la consejera Campusano sostuvo que es urgente impulsar una medida socioeconómica para las jefas de hogar y las mujeres en general, para que puedan encontrar una oportunidad para generar ingresos y, a su vez, la posibilidad de prepararse para reinsertarse en el mercado laboral.

Hemos conocido las cifras en la región de Valparaíso en materia de desempleo y son completamente abrumadoras, y muchas de esas cifras tienen rostro de mujer, jefas de hogar que han perdido su trabajo o estaban en condiciones de precariedad. Es por eso que hemos presentado una propuesta al Presidente de la República y al Intendente con el propósito de generar cinco mil empleos en modalidad teletrabajo o capacitaciones para mujeres jefas de hogar que puedan tener un ingreso mensual de $300.000 con el fin de poder respaldar y apoyar en su hogar, dado que muchas de ellas tienen a cargo niños y niñas, y también adultos mayores. Esperamos que el intendente pueda acoger esta iniciativa a través de Sence, de la seremía del Trabajo, o los distintos instrumentos a disposición para inyectar estos recursos con esta propuesta. Creemos que más que nunca el Estado tiene que estar disposición de la población que más lo necesita”, indicó.

La misiva ya fue enviada a las autoridades mencionadas, pero además espera encontrar lugar de discusión en el Consejo Regional para gestionar una propuesta rápida y eficiente, con la urgencia con que las mujeres de la región lo necesitan.