Apuntes de la enseñanza de la historia y cultura en Chile o cómo llegar a estar en crisis. (PARTE 1)

0
40

Chile, país en el que lentamente se ha asesinado lánguida y brutalmente, la historia, las artes, la literatura y la cultura en general. Y sí, pues a la idiosincrasia que nos invade desde hace muchos años y las políticas deplorables de gobiernos que buscaban la eliminación o disminución horaria de ciertas asignaturas, la disminución constante de los presupuestos para cultura y artes y la tendencia a menospreciar estos campos de sabiduría y expresión humana, sólo por considerárseles no productivas para el sistema económico imperante, han arrastrado por años en crisis tanto la enseñanza de la historia, como el desarrollo del arte y la cultura, siempre vistas desde diferentes trincheras, pero siempre unidas bajo el menos precio político. Y hoy, cargando con eso y

            Para explicar lo anterior, es necesario adentrarse en la raíz histórica que nos llevó a construir una identidad e idiosincrasia basada en este tema. Desde antes del proceso independentista de Chile la educación y la cultura siempre estuvo reservada para las élites o ciertos grupos con poder socioeconómico alto y con gran influencia en la política del territorio, que pronto sería la República de Chile. Y aunque la desigualdad en el acceso a estos campos se trató de aminorar con leyes de acceso a la educación para toda la población, con carácter obligatorio como por ejemplo la ley de Instrucción Primaria de 1920:

“La ley establecía que la educación prestada bajo la dirección del Estado y de las municipalidades era gratuita, y a nivel de primaria obligatoria, y que para hacer efectiva dicha obligatoriedad, “los padres o guardadores debían hacer que sus hijos o pupilos asistieran durante cuatro años a lo menos -antes de los trece años de edad- a un establecimiento de educación primaria fiscal, municipal o particular», llegando a establecer penas privativas de libertad para los padres frente a los incumplimientos de los preceptos de esta ley.”[1]

Empero, las falencias de gobernantes y políticas ineficientes persiguen a la ciudadanía hasta el día de hoy. Pues el cambio de mentalidad y los conocimientos accesibles a la población, no fueron los óptimos para lograr un cambio trascendental, respaldados por  los acontecimientos y contexto histórico, hicieron que en algunas épocas la educación y la cultura se potenciarán y en otros se perdiera, dando paso a otros aspectos de carácter mayoritariamente económico. Dado lo anterior, sería bueno remontarse a la década de 1960, hasta 1973, renacer cultural en muchos ámbitos en la historia de Chile y que da las raíces de esta temática de la actualidad.

Y estos 13 años en que la cultura y el arte, de manos de políticas tendientes a la ampliación de la educación (Reforma educacional de 1960) a sectores vulnerables, como también el desarrollo del arte y la cultura, amparados por el sistema universitario y con gran apoyo estatal. Así,  se observa como la educación primaria se hace cargo de la población que estaba en edad de recibirla, permitiendo un mayor acceso a conocimientos. En tanto, el pensamiento latinoamericanista daba sus frutos influenciando el arte en pintura, escultura, etc., así como la música y la literatura, así como también el respaldo universitario a los artistas y el apoyo económico y político del Estado para su desarrollo. Grandes de la música surgieron y popularizaron el folclore a cargo de la Nueva Canción Chilena con grandiosos exponentes como Violeta Parra (inspiradora del movimiento), Víctor Jara, Patricio Manns, entre otros- que fue la contraparte a la Nueva Ola, que imitó estilos musicales estadounidenses como el rock and roll,- ambos popularizados y masificados a través de los medios de comunicación como la radio o la televisión, que lentamente se va haciendo accesible a las personas. Asimismo, en el arte se destacó la pintura con referentes como Gracia Barrios, José Balmes, entre otros que con un potente contenido social e ideológico plasmado en sus obras, hacía que tanto éstas como sus autores fueran referentes importantes del arte en Chile y el mundo. A la par,  la literatura tenía un gran contenido de realismo (narrar episodios cotidianos) descrito de la siguiente manera:

“La generación de narradores de 1960, fue testigo de profundas transformaciones políticas y culturales: la revolución cubana de 1959, el avance del movimiento hippie y los sucesos estudiantiles de mayo de 1968 en París, provocaron no sólo la caída de los discursos oficiales sino que motivaron la instalación de renovados referentes.”[2] Continuara


[1] Extraído desde: https://www.cned.cl/noticia/hoy-se-conmemoran-100-anos-de-la-ley-de-educacion-primaria-obligatoria#:~:text=La%20Ley%20N%C2%B03.654,la%20Educaci%C3%B3n%20primaria%20es%20obligatoria.

[2] Extraído desde: http://www.memoriachilena.gob.cl/602/w3-article-3623.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí