24 de Julio Aniversario Panadería Popular

0
103
Por Boris Aedo

El 24 de Julio la Panadería popular de San Felipe cumple un año de existencia. Una iniciativa que sin duda se ha enquistado en el corazón de cada voluntario y voluntaria que ha sido parte de esta obra. No obstante el comienzo no fue fácil, esta iniciativa nace del partido comunista de San Felipe con escasos recursos pero con muchas ganas, las cuales nunca son suficientes para cumplir con la expectativa que se había generado. Aquel 23 de Julio de 2020 nos reunimos 5 voluntarios que gestionamos dos sacos de harina, cuatro  levaduras de 500 grs y dos kilo de manteca, ninguno de los ahí presentes tenía experiencia haciendo pan y solo con la ayuda de los tutoriales de youtube nos pusimos mano a la obra, ese día que se transformó en noche se hizo eterno finalizando pasadas las 3 de la mañana nuestro primer día solos junto a mi compañera Nicol y la compañía de Cecilia quien amablemente nos había facilitado el espacio físico.

Al día siguiente compañeros y compañeras de las juventudes comunistas llegaron a las 7 de mañana a cocer el pan y más tarde Paula Freire llego para apoyar la distribución en las ollas comunes de la comuna. A partir de ese día y cada fini de semana se fueron sumando más manos que entusiastamente se ponían a disposición para aportar en esta campaña solidaría, se fueron sumando Marco Vergara el de la radio Aconcagua a quien aprendimos a conocer y a valorar mucho, Wladimir Olave, Nancy Zúñiga que sumo para nunca más dejarnos,  Kako (si, el concejal), Maritza, Carla Contreras y quien también nos acompañó a partir de la tercera semana Joel Díaz. Y es imposible no nombrar el aporte fundamental de quien llego por Marco a este trabajo, nuestro querido Eduardo o mejor  conocido como “el Zanahoria”.

A partir del primer mes tuvimos que cambiarnos de espacio físico lo que trajo como consecuencia que este grupo creciera sumando más personas, algunas fueron de manera esporádica y otras que se han mantenido a lo largo del tiempo de manera regular en su participación. El nuevo espacio que nos cobijo fue la Asociación de pensionados de Chile (ACHIPEM) a quienes agradecemos profundamente su disposición para abrir su sede  a la comunidad y la solidaridad. ¿Ha sido todo tranquilo?, No, hemos pasado por momentos difíciles ,cuando la pandemia hacia estragos y la ayuda del gobierno era insuficiente , estuvimos gestionando hasta el mismo día los materiales, estos los conseguíamos a través de donaciones de personas solidarias o aportes propios, pero siempre logramos cumplir y llevar el pan a las respectivas ollas comunes. Dentro de nuestros principios establecimos claramente que nunca nos sacaríamos una foto entregando nuestro aporte y eso lo hemos mantenido, porque creemos que la dignidad de las personas está por sobre todo, tampoco fue un instrumento de campaña pues esta iniciativa perdería su esencia.

Hoy la panadería popular funciona bajo una organización que se dio por la misma práctica donde tenemos los encargados de la masa, quienes hacen los bollos, quienes trasladan el pan al horno, los horneros/as y, los encargados de la limpieza y los distribuidores del pan. Es un equipo afiatado, que tiene su motor en nuestra querida Nancy, pero con los respectivos reconocimientos en Pamela Rodríguez, Alex Llanka, Jorge Manzano, Catalina Parada, Javier Bravo y los y/as voluntarios/as de organicemos dignidad y todos los nombrados anteriormente. Nos enorgullece decir que hemos recibido aportes de personas que de forma anónima nos han donados desde kilos de harina a sacos de harina, cajas de mantecas, levaduras, etc.

La “Comunidad del Pan” no es solo quienes lo hacen sino quienes lo reciben, hoy tenemos 12 ollas comunes trabajando en función de la solidaridad, estas ollas dan alimento cada fin de semana cerca de 1500 personas aproximadamente. Quiero agradecer a estas hermosas dirigentas que se organizaron para hacer una rifa para aportarnos los insumos mencionar a Marisol, Nury, Delia, Guillermo Lillo, Rosita, Fabiola, Sady, Paola, Alex, María del Pilar, Ely, Marcela, Mauricio y Juan. Sin duda cuando la necesidad es grande florece la solidaridad la cual no discrimina en  color político, credo o género, el hambre es una pandemia que debemos combatir y cada uno de nosotros y nosotras desde nuestra respectiva trinchera le daremos batalla, los y las invitamos a que se sumen a estas iniciativas, porque las necesidades siempre son muchas y los recursos siempre son pocos.

La organización tiene la siguiente organización para vincularse con la comunidad, Boris Aedo Encargado de la Panadería, Nancy Zuñiga Coordinadora, Carla Contreras Encargada de finanzas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí