Es campamento, no toma ilegal

0
4

El Catastro Nacional de Campamentos diseñado por el Ministerio de la Vivienda y Urbanismo en un registro sistematizado de los asentamientos irregulares localizados en nuestro país, y de la cantidad de hogares precarios que habitan en ellos también llegó a San Felipe, aunque las autoridades renieguen frente a este flagelo que surge ante la falta de políticas habitacionales.

Una de las regiones con más campamentos registrados en este recuento al año 2019 es justamente Valparaíso, la que poseía al momento de realizar el estudio la cantidad de 181 campamentos, los cuales siguen aumentando tanto en su cantidad de crecimiento de habitabilidad propia como la conformación de nuevos centros poblacionales estacionados en asentamientos ilegales.

Pero esto va de la mano con la falta de políticas habitacionales existentes en nuestro país, por cuanto también se configuran otros factores que en el día día se suman como la precaria calidad de vida en que las autoridades no asumen cuando en estos campamentos están constituidos por personas de diferentes edades en la extrema pobreza, transformándose de inmediato en familias vulnerables para suene más elegante su término.

Sería de gran gusto saber si es que las actuales autoridades están realizando los estudios para brindar una solución a estos vecinos que en los meses de invierno cambian el frío por el peligro cuando buscan calentarse al borde de un fogón compuesto por desechos de maderas o simplemente cubrirse con la desesperanza de estar en un país que dijo llamarse los jaguares de América del Sur.

No hay certeza de sus preocupaciones de saber si en este campamento emplazado en San Felipe existen niños con hambre y frío, o si están siendo abusados de los mayores que viven “en esta toma ilegal”, o si están asistiendo a clases, sean telemáticas, presenciales o híbridas, o si existe la violencia intrafamiliar.

No, de eso nada se dice, porque en Chile y también en San Felipe están primeras en la fila las inmobiliarias para seguir enriqueciendo privados a través de la capacidad de endeudamiento con la banca y quizás sea por ello que no se quiere dar solución al problema habitacional.

No se escucha decir que en el futuro plan regulador debe salir la cancha del Club Aéreo para construir viviendas para los habitantes de San Felipe, porque se dice que ese aeródromo es para disponerlo en situaciones de emergencia junto a su par de Mendoza, donde no se entiende ese discurso frente a la sensibilidad de tantas personas que sueñan con tener algún día la casa propia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí